“no arrebates lo que humanamente no te den”, dice una frase, allá en el municipio de Nanchital, sede de la sección 11 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), el “horno” no está para bollos al interior del departamento de petroleros jubilados de esa demarcación sindical, la elección interna para elegir al nuevo presidente de la organización y sucesor del extinto Simeón Rosaldo Cordero, se convirtió en un campo de batalla entre los veteranos de la empresa Petróleos Mexicanos, nadie sabe, nadie supo, pero fue horrible, como “El Monje Loco”, el desaseo y estircolero político sindical ya se veía venir desde el momento de que el presidente interino Armando Flores Martínez a toda costa impidió que la elección se diera de manera democrática a voto libre y secreto, como lo marca el manual del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, estos comicios sindicales serán doblemente históricos, primero porque nunca en la historia del departamento de Jubilados se había visto a asistir a una asamblea con tanta sed y hambre de justicia sindical y dispuestos a terminar con su voto a favor de la Planilla Blanca, con los agravios a sus derechos que les ha cometido en solo meses Armando Flores Martínez, por lo que muchos piensan que si “MOTO” volviera a nacer se volvería a morir de coraje, de ver en lo que está terminando el otrora poderoso departamento de jubilados de la sección 11, Segundo,- Armando Flores se declaro ganador en una asamblea preñada de irregularidades que impidió que se llevara a efecto legalmente debido a que no se instalo el colegio electoral como propuesta de los asambleístas, así como tampoco se nombro presidente, secretario y vocal de debates para sancionar la asamblea, es decir legalmente no hubo elección, al menos que como mundo al revés lo ilegal sea legal, pero esa sería otra historia, los videos que circulan en redes sociales muestran el desaseo político sindical del que hoy acusan al presidente interino Armando Flores Martínez, la “arrebatinga” que le habría permitido a este señor autoproclamarse triunfador de la elección, sin elección y prender mas la “mecha” al interior del departamento de jubilados de la sección 11, no dejaría de tener una razón de ser, de eso que no quepa duda, Armando ya probo las mieles del “pinche poder” y no quiere perderlo, y lo más serio podría ser es que el representante de la Planilla Blanca doctor Dagoberto Martínez Galván siempre ha dicho que el compromiso con sus compañeros socios del departamento es que va a realizar una auditoría a las finanzas de la organización y ver porque no se ha cumplido con el pago de postmorten a viudas y viudos así como la entrega de los ahorros mutualistas, temas que podrían terminar en sendas denuncias penales en los tribunales, y por si o por si no, para que correr el riesgo lo mejor habría sido “reventar” la asamblea, ¿o no es asi señores?, es pregunta, Armando Flores desde el 24 de noviembre sabia de su derrota, pero lo salvo la fuga de amoniaco, aquí lo cierto es que de aquel poderío político sindical de la sección 11, en tiempos de Francisco Javier Balderas Gutiérrez (Chico Balderas), solo los recuerdos quedan y…hasta aquí con mis comentarios Punto y Aparte

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here