El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, advirtió que la imposición de aranceles que anunció el presidente estadounidense Donald Trump a los productos de origen mexicano, no frenarán la migración y por el contrario, serían contraproducentes, pues causarían inestabilidad financiera y económica.

“La imposición de aranceles, junto con la decisión de cancelar los programas de ayuda seguramente tendrán un efecto contraproducente y no reducirían los flujos migratorios”.

Resaltó que el gobierno mexicano trabaja en el combate al narcotráfico, al tráfico de personas y el control migratorio. De no ser así, indicó, a la nación vecina llegaría un cuarto de millón de migrantes más.

Añadió que la imposición de aranceles reducen a México “la capacidad para abordar los flujos migratorios” y descartó que el territorio mexicano vaya a convertirse en tercer país seguro, es decir, una zona donde los migrantes esperen la conclusión de su trámite migratorio para entrar a Estados Unidos.

“Hemos dicho ya que un tratado en el que México sea un tercer país seguro no es aceptable”.

En conferencia de prensa desde Washington, el canciller reiteró la intención de México de seguir siendo amigos y socios de Estados Unidos.

Por su parte, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, señaló que las afectaciones de los aranceles se verían en la integración comercial y productiva, tocaría las economías de los consumidores, las cadenas de valor y el empleo en ambos lados de la frontera.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, mencionó que en el sector agropecuario las pérdidas serían de mil 410 millones de dólares, es decir, 130 millones de dólares diarios, que impactarían a ambos países, en particular a los consumidores.

Mientras que Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), llamó a no obstaculizar la actualización del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que han logrado superar temas complicados.

“Actualizar el tratado de libre comercio, ha sido una cosa complicada, pero hemos llegado al punto de que los tres países iniciaron procesos legislativos  para la ratificación y ahora tenemos esta enorme piedra que pone entredicho el progreso de  este tratado; hagamos lo correcto para ir en no obstaculizarlo”.

La amenaza de aranceles

Trump amenazó la semana pasada con imponer aranceles a productos mexicanos a partir del próximo 10 de junio si el gobierno mexicano no detiene el flujo de inmigrantes por la frontera sur de Estados Unidos.

Las tarifas incrementaría de forma gradual hasta llegar al 25%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here