El Senado de la República aprobóen lo general, con 82 votos a favor y 34 en contra, diversas reformas para tipificar como delincuencia organizada la defraudación fiscala través de la compra-venta de facturas falsas.

Esta iniciativa va contra los que facturan cerca de 30 millones de pesos para amparar el saqueo que se hace a través de actos inexistentes. Para los políticos que se vuelven delincuentes, para los delincuentes que se vuelven políticos y se disfrazan de empresarios”. Alejandro Armenta Mier, senador de Morena

El Artículo 167 contempla prisión preventiva oficiosa para la defraudación fiscal y su equiparable a través de la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

  • A quien compre o venda facturas falsas se le impondrán de 5 a 8 años de prisión.
  • Quien cometa defraudación fiscal a través de actos simulados con facturación falsa, se le impondrán de 3 a 9 años de prisión cuando el monto de lo defraudado sea mayor a 2.6 millones de pesos y para personas morales cuando el monto supere los 18.2 millones de pesos.

También, contempla sanciones en el sector público, pues si el delito lo comete un funcionario en ejercicio de sus funciones, será destituido del empleo e inhabilitado de uno a diez años; el Pleno desahoga la discusión de los artículos reservados en lo particular.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here